tos

Remedios naturales para la tos seca

Los resfriados son una constante en invierno. Y lo peor es que la mayoría de las veces llevan consigo una tos seca muy molesta y muy difícil de hacer desaparecer con fármacos. Te presentamos una serie de remedios naturales, que no tienen ninguna contraindicación, y que te ayudarán a aliviarla y hacerla desaparecer.
El ajo es uno de los vegetales que te puede ayudar más a abrir tus bronquios y a combatir posibles infecciones gracias a sus propiedades antibacterianas. Una buena opción para combatir la tos seca es que machaques 10 o 15 dientes de ajo y los dejes una noche en maceración con aceite de oliva y tomillo. Por la mañana, y en ayunas, tómate una cucharada de esto y verás como mejora.

Otro buen remedio para suavizar tu tos es que realices vahos que te hagan más fácil la expectoración de la mucosidad que tienes acumulada y que, en buena parte, te provoca la tos. Hierve eucalipto con el zumo de un limón y cúbrete con una toalla para inspirar sus vapores. Podrás respirar mucho mejor y te aflojará la tos.
El laurel es otro producto que también tiene un gran efecto sobre la tos seca como consecuencia de los típicos resfriados invernales. En forma de infusión o como vaho tiene efectos increíbles contra los principales problemas respiratorios. Y, además, existen otras plantas que vale la pena que también tengas presentes en el momento de luchar contra la tos y los problemas respiratorios derivados de los resfriados. Te sugerimos que descubras las propiedades de algunas como el tilo, la raíz de jengibre, la lechuga silvestre, la amapola o la drosera. ¡Te sorprenderán sus efectos!
Imagen: Florpedia