recuperar-figura-embarazo

Recuperar la figura después del parto: consejos

Tener un hijo es una experiencia maravillosa, y no hay nada comparable con ese momento en el que vemos a nuestro hijo después de los duros momentos del parto. Si bien esto es totalmente cierto, también lo es que la recuperación posterior del cuerpo de la madre suele ser complicada y ardua… Pero en absoluto imposible.

Si tenemos en cuenta el poco tiempo que nos deja para nosotras la presencia de un bebé en nuestras vidas, estaréis de acuerdo conmigo en que encontrar un rato para hacer ejercico o intentar controlar nuestras dieta, aunque sean cosas necesarias, se terminan por convertir en temas secundarios. Para que esto no os ocurra y consigáis recuperar vuestra figura en poco tiempo, aquí tenéis unos buenos consejos.

Lo más probable es que estéis deseando perder de vista los kilos de más acumulados en el estómago, y endurecer esa zona que suele quedar fláccida. Las abdominales pueden no ser el mejor remedio; es mejor que probéis el siguiente ejercicio. Tumbaos en el suelo con las rodillas flexionadas, y relajad y contraed los músculos del estómago veinte veces, respirando profundamente. Es un estupendo ejercicio para hacer en casa, en un ratito, todos los días.

Si no encontráis un momento para ir al gimnasio o a la piscina, intentad por lo menos reservar veinte minutos para caminar a buen paso por alguna zona verde o tranquila. El ejercicio intenso puede ser contraproducente; mejor despacio, pero con constancia.

Las comidas, mejor repartidas en cinco tomas pequeñas al día.
En las meriendas escoge frutas y yogures desnatados, y no olvides beber unos dos litros de agua al día. Recuerda que lo mejor es comer en casa, y platos caseros; los menús preparados, precongelados o precocinados no son nada recomendables.

Come despacio,
tranquilamente y masticando bien los alimentos. Cuando te sientas llena, tira las sobras a la basura para evitar la tentación de terminarlas dentro de un rato.

Y no olvides descansar siempre que te sea posible, y sobre todo, no angustiarte ni esperar resultados inmediatos. Es posible que tardes hasta un año en recuperar la figura; pero te garantizo que cuando lo consigas, tu cuerpo volverá a ser el que era. ¡Merece la pena!

Imagen: Delicategenius.