limon

Las numerosas ventajas de tomar limón

Sabemos que el limón, como todos los cítricos, es una gran fuente de vitamina C pero la riqueza de este fruto va mucho más allá que ayudarnos a luchar contra un resfriado. Sus numerosos componentes le convierten en una verdadera garantía para nuestra salud.
Y es que, además de su gran cantidad de vitamina C que todos conocemos, el limón posee una serie de casi 30 elementos antioxidantes, como por ejemplo flavonoides, luteína o becarotenos. Estos componentes nos ayudan, además de a mantenernos jóvenes, a combatir enfermedades como la diabetes, la alergia, el asma o la diabetes. Estas mismas propiedades se pueden aplicar a nuestro cuidado externo. Por lo tanto, si sufrimos problemas de piel, pelo o uñas, tomar limón nos ayudará muchísimo a nuestra recuperación.

Los beneficios del limón como terapia natural no acaban aquí. Su ingestión nos ayuda a mantener nuestra salud visual, e incluso nuestras arterias. Bebiendo zumo de limón de manera regular podemos, pues, ayudar a mantener a raya molestias como las hemorragias de nariz y encías y los moratones que aparecen por culpa de la mala circulación de la sangre, entre otras cosas.
A nivel digestivo hay que decir que los aromas del limón favorecen también nuestra producción de saliva y ácido ascórbico, lo que mejora nuestra digestión, reduce los gases y evita igualmente la sensación de “estar lleno”. Finalmente, cabe destacar sus propiedades depurativas: algunos de los componentes de este cítrico –como el ácido ascórbico- nos ayudan a eliminar líquidos, lo que es bueno para problemas tan diferentes como la retención de líquidos, la artritis o la gota. ¡Una verdadera joya para nuestra salud cuya vitamina C incluso nos ayuda a absorber el calcio y el hierro necesarios para nuestro organismo!
Imagen: La Palma Tourismus