panico

La sensación horrorosa de un ataque de pánico

Una de las peores sensaciones que puede experimentar una persona es un ataque de pánico. No nos referimos simplemente a tener miedo por alguna cosa, o a sentirse más o menos nervioso por algo. Un ataque de pánico es una crisis que aparece de repente y sin una causa clara. Simplemente, en un momento dado, el paciente nota como al instante suben su ansiedad y su excitación hasta niveles increíbles. Tan sencillo en apariencia y tan duro de vivirlo.
Cuando “explota” un ataque de ansiedad se notan síntomas parecidos a cuando se tiene miedo, pero en un grado mucho más alto: sube la tensión arterial, taquicardias, temblores, dificultad para respirar, mareos, sudoración… incluso se tienen vómitos y náuseas. La duración de estas crisis es relativamente corta pero son tan intensas que a los afectados les parece que se alargan mucho.

Una de las peores consecuencias para los que sufren ataques de pánico es que les resulta tan traumático que intentan limitar sus actividades y conductas para evitar que vuelva a suceder. En casos extremos, pueden llegar a temer incluso salir a la calle para que no les pase delante de gente, es entonces cuando sufren lo que se llama agorafobia. A pesar de todo es muy habitual que estos ataques se presenten en los momentos de relajación, cuando el enfermo no piensa en nada. Por eso, se dan muy a menudo por la noche.
A continuación te especificamos algunos de los síntomas físicos que se dan normalmente cuando alguien sufre un ataque de ansiedad. Te podrán ayudar a entender lo que pasa si alguien lo padece delante de ti:
• Sensaciones de mareo, temblor, taquicardia, ahogo, de frío o calor.
• Sequedad de boca.
• Sudor exagerado en todo el cuerpo.
• Dolor en el pecho y en la cabeza.
• Apariencia para uno mismo de estar volviéndose loco., con el lógico terror a que esto pase.
• Llanto.
Los ataques de pánico son un problema serio que no puedes solucionar con trucos caseros. Si los sufres, o alguien los padece delante tuyo, no dudes en solicitar asistencia médica.
Imagen: Salud y dietas