manza1

La manzana es mejor comerla con piel

Las manzanas son una de las frutas que siempre se aconsejan incluir en cualquier dieta. Es el snack perfecto para tomar a medio día o media tarde cuando el hambre empieza a aparecer, además os ayudará a cuidar vuestros dientes y salud en general. Para conseguir al máximo todos sus beneficios es importante consumirlas con piel.

Hay muchas personas que cuando se comen una manzana antes le quitan la piel, bien porque no les gusta su textura o porque consideran que tienen sustancias nocivas para la salud. Es cierto que la piel es la parte de la fruta que está expuesta al exterior y que puede acumular suciedad, pero si limpiamos bien la manzana, no hay ningún problema. Y es que la piel de la manzana contiene una gran cantidad de nutrientes saludables para nuestro organismo.

En primer lugar destacamos el ácido ursólico, una sustancia que está presente en la piel de algunas frutas y que nos beneficiará en varias aspectos. Es beneficioso para los músculos, ya que les ayuda a crecer de forma correcta evitando el desgaste de los mismos. Además es beneficioso para la salud de nuestro cabello, piel y demás fibras que componen el organismo. Es un antiinflamatorio natural, así como un potente activador del colágeno de la piel, evitando que el paso del tiempo haga mella en ella. Por último, controla los niveles de colesterol y glucosa en sangre, mejorando nuestra salud sin darnos cuenta.

La pectina es otra de estas sustancias que contiene la manzana y beneficia a nuestro organismo. Se trata de un hidrato de carbono complejo que ayuda al tránsito intestinal, además ralentiza la absorción de determinados nutrientes como por ejemplo los azúcares refinados o las grasas. Estos son algunos de los motivos por los que la pectina es considerada una especie de fibra hidrosoluble.

¿Incluis la manzana en vuestra dieta diaria?