Eufrasia: una planta”mágica” para los ojos

La eufrasia (Euphrasia Officinalis) es una hierba muy habitual en los herbolarios, y una de las más empleadas y consumidas. Es muy famosa por ser uno de los remedios naturales más empleados para los problemas oculares; sus efectos beneficiosos son conocidos desde el siglo XIV. En algunos escritos de entonces se la describía como “agua preciosa que clarifica la visión”. Ahí es nada…

Concretamente, y para que tengáis un poco de información científica, os diré que se trata de una planta de la familia de las orobancáceas, de tipo parásito. Las mujeres medievales descubrieron, además, que no sólo aliviaba problemas oculares, sino que también servía para descongestionar las bolsas y las ojeras.

Sus propiedades tienen que ver sobre todo con los ojos, como hemos comentado. Sirve para tratar la conjuntivitis, los orzuelos y la inflamación de párpados; tiene efectos antiinflamatoris y astringentes. Para disfrutar de sus beneficios, hay que preparar una infusión de cinco gramos de hierba por vaso de agua, y aplicarla de manera tópica sobre la zona afectada, una vez se haya enfriado.

Además, también se emplea para aliviar problemas como la sinusitis,la faringitis o la gripe; hay que prepararla también en forma de infusión, pero en estos casos se ingiere. Y, por si fuera poco, es también muy eficaz para mejorar digestiones difíciles.

Imagen: Phil Sellens.