Embarazo psicológico, cómo detectarlo

Llegada una determinada edad, el deseo de algunas mujeres de ser madre se vuelve casi obsesión, ya que empiezan a sentirse vacías, como que algo les falta, si no cumplen con esa necesidad. En caso extremos es cuando puede surgir un embarazo psicológico que, por raro que parezca, tiene muchos síntomas idénticos al de un embarazo normal.

Las mujeres que sufren de embarazo psicológico dejan de menstruar, sufren náuseas y vómitos, mareos, antojos, e incluso ven crecer su vientre y sus pechos, la máxima expresión de la somatización. Según expertos psicólogos, el embarazo psicológico se vive tan intensamente que incluso se pueden llegar a experimentar contracciones uterinas.

Podemos detectar un embarazo psicológico en una mujer cuando observamos que cambia constantemente de médico en búsqueda del diagnóstico deseado, aún a pesar de que diversas pruebas han dado negativo. En este punto es fundamental descartar cualquier indicio de embarazo psicológico por medio de la razón.

Pero cuidado, pues podríamos provocarle a la mujer que se cree gestante un duro golpe que podría incluso derivar en una depresión, de modo que lo mejor en cada caso será confiar en ayuda profesional. Sin embargo, resulta bueno en un principio realizar diversas pruebas de embarazo, desde un test de farmacia, hasta análisis de sangre o ecografías que descarten un embarazo real.

Sólo el convencimiento de que no existe tal embarazo hará que desaparezcan los síntomas y la mujer pueda retomar su vida normal. Es importante además estudiar las causas que llevaron a la mujer a padecer un embarazo psicológico para tratarla en ese sentido, que, en gran parte de los casos, responden a la presión social.

Imagen: Terra
Vía: Saludenvidiable

  • Cristian El Porta Ramos

    como podria yo saber si mi amiga tiene esto pienso que lo tiene ya que dice que esta embarazada y no se nota ninguna cambio fisico en ella pero ella dice que si

  • Cristofer Brayan Condor Trujil

    hola