espalda-dolor

Dolor de espalda: los distintos tipos y sus causas

La frase “me duele la espalda” es probablemente una de las que más pronunciamos las personas. A todos nos duele alguna vez, alguna parte de esta zona de nuestra anatomía. Pero la espalda es muy amplia, y los dolores que podemos sufrir en ella no son iguales; dependiendo de la parte de la columna vertebral que se halle implicada, entonces podemos hablar de diferentes tipos de dolor de espalda.

En la columna hay tres zonas diferenciadas: la zona cervical, la zona dorsal y la zona lumbar. Dependiendo de dónde se situe el dolor, hablaremos de cervicalgia, dosalgia y lumbalgia.

El dolor cervical se localiza exactamente en la parte posterior del cuello, por encima de la columna cervical. Hay muchas patologías que pueden ser la causa de este tipo de dolor, pero las más corrientes son la artrosis de las últimas vértebras cervicales, los golpes y traumatismos que se sufren realizando deporte y las enfermedades que conllevan contractura muscular. Este tipo de dolor está muy relacionado con determinadas profesiones de tipo sedentario (todas y todos las conocemos…), que hacen que los trabajadores tengamos los músculos del cuello particularmente débiles.

La dorsalgia o dolor en la zona dorsal se origina en las vértebras que ocupan esta parte de la columna. A ellas se encuentran unidas las columnas (concretamente, a doce vértebras dorsales), lo que provoca una frecuente rigidez de estas vértebras y una acuciante falta de movilidad. Los orígenes del dolor pueden estar en infecciones de la columna, problemas de posturas (como la escoliosis), aplastamiento de vértebras, etc.

Por último, queda la lumbalgia o dolor lumbar (popularmente conocido como lumbago), una de las afecciones más comunes en cuanto a dolor de espalda se refiere. Aunque su causa concreta se desconoce, puede deberse a una mala postura, un desgarro del músculo o movimientos forzados. El dolor se centra en la zona lateral o los glúteos; empeora al moverse y mejora con el reposo. También se puede deber, en casos extremos, aun desplazamiento del disco invertebral.

Imagen: Welheeledwomen.com