Desmontando 3 mitos sobre el ejercicio físico

Todos conocemos o hemos oído alguna vez ciertos mitos sobre el deporte, que debido a que todos los conocemos se han hecho firmes y creemos en ellos. Llega el punto que incluso llegamos a recomendar a amigos en base a ellos, o nosotros mismo hacemos una serie de ejercicios o seguimos unas pautas según esos mitos.

Hoy queremos desmontar 3 mitos sobre el deporte y el ejercicio físico que están bastante extendidos en nuestra sociedad.

¿Las mañanas son el mejor momento para hacer ejercicio?

Aunque pensemos que haciendo ejercicio por la mañana éste será más eficaz y conseguiremos perder más kilos, lo cierto es que se queman las mismas calorías a primera hora de la mañana que por la tarde. De hecho, por las mañanas el ejercicio se reducido porque la temperatura del cuerpo no es estable y no tenemos la misma energía que a mitad del día. Pero siempre puedes elegir el horario que más se adapte a tu día a día.

¿Hacer deporte aumenta el apetito?

Siempre hemos pensado que hacer deporte o cualquier actividad física aumenta nuestro apetito, pero estamos muy equivocado, el efecto que se consigue es el contrario. Hacer ejercicio físico reduce el apetito, ya que aumenta la amilina en sangre y ésta provoca que la sensación de hambre se reduzca. Un estudio ha afirmado que correr aumenta la sensibilidad a la leptina, que es eliminada por las células grasas y se encarga de avisar al cuerpo cuándo ha llegado el momento de dejar de comer.

¿Si dejas de hacer deporte el músculo se transforma en grasa?

Este mito tan extendido y que muchos tenemos muy asimilado, es completamente falso. El ejercicio físico ordena las células madre transformándolas en hueso en lugar de grasa. Al hacer ejercicio físico, aumentan el número de glóbulos rojos en nuestro organismo favoreciendo a la formación de esas células. Por el contrario, si no hacemos ejercicio la médula ósea puede acabar llena de grasa.

Vía: Muy Interesante
En De tu Salud: ¿Se puede eliminar fácilmente la grasa localizada?