Densitometría: mide el calcio de tus huesos

El déficit de calcio, sobre todo a partir de una determinada edad y con la llegada de la menopausia, es uno de los muchos problemas con los que nos enfrentamos las mujeres en nuestra madurez. Aunque pienses que tus huesos están en perfecta forma, puedes llevarte una desagradable sorpresa si no cuidas tu alimentación y la suplementas bien con aportes extras de determinados minerales, como el calcio. Para saber si la cantidad de calcio de tus huesos es la correcta, hay una sencilla prueba médica: la densitometría.

Esta prueba dura aproximadamente siete minutos, es totalmente indolora y mide el contenido de calcio del hueso en distintas partes del cuerpo, con la idea de analizar las zonas con mayor riesgo de descalcificación.

Las zonas más delicadas son las vértebras lumbares y los huesos de la cadera (sí, ésos que son tan proclives a romperse…). Es curioso constatar que sólo el veintitres por ciento de las mujeres españolas mayores de cincuenta años se hicieron una densitometría el año pasado, cuando debería ser algo mucho más común.

En palabras del doctor Manuel Díaz Curiel, de la Fundación Hispana de Osteoporosis: “Se preocupan por una espalda encorvada, pero lo que no saben es que esta deformación es una consecuencia más de la enfermedad”. ¡No dejes que te ocurra: muchas veces, prevenir es curar!

Imagen: Millicent_byStander.