Cebolla: buena para la diabetes, el cáncer y mucho más

La cebolla es nuestra compañera en la cocina desde hace siglos; aunque nos haga llorar cuando la cortamos, sus increíbles propiedades y el inigualable sabor que aporta a los platos son más motivo de júbilo que de llantos… Tanto cruda en ensaladas, como cocinada en cientos de guisos, la cebolla, en sus múltiples variedades, nos aporta gran cantidad de beneficios para la salud.

Hay muchas investigaciones que han demostrado su poder como protectora del sistema cardiovascular, y también se emplea para atajar infecciones y como diurético natural. Además, nuestras abuelas siempre han sabido que una cebolla cortada en la habitación ayuda a despejar la nariz por las noches…

Pero este bulbo no sólo tiene esos beneficios. Antiguamente, las cebollas se empleaban para tratara a los enfermos de diabetes; hoy se ha demostrado mediante experimentos en animales y humanos que su consumo ayuda a contrarrestar las subidas de azúcar en sangre, debido a que ejerce una acción similar a la de la tolbutamida (un medicamento habitual en el tratamiento para la diabetes).

Por otra parte, sus concentrados de azufre tienen la propiedad de desactivar los cambios celulares que preceden al desarrollo del cáncer; en Holanda se ha realizado un estudio que demostró que estos componentes pueden servir para prevenir el cáncer de estómago al atacar directamente a la bacteria Helicobacter pilori, responsable de las úlceras gástricas.

Imagen:iLoveButter.

  • laura esther nogueda ramirez

    solo saber si la cebolla es buena para cualquier tipo de cancer.
    o solo el de estomago.