light

¿Son los productos light realmente adelgazantes?

Vas al súper y te encuentras con decenas de productos que se anuncian con los adjetivos light o de dieta. En un primer momento piensas que ya tienes la solución para tus problemas de peso y que si los consumes habitualmente adelgazarás. Pero, ¿qué tanto por ciento de mito y de realidad tiene esto?
Empecemos por decir que se define como producto light “aquel alimento que ha sido desgrasado y/o se le ha reducido o quitado una cantidad de azúcares para que contenga menos calorías”. En teoría suena muy bien pero esto no significa que no tenga calorías. De hecho, la Comisión Interministerial para la Ordenación Alimentaria dice que un producto de este tipo tiene que haber perdido al menos 30% de su valor energético.

Pero a partir de aquí vienen los problemas. Uno de los trucos que hacen los fabricantes es ofrecer menos producto (a menor cantidad, menos calorías) pero si comes la cantidad a la que estás acostumbrado acabas ingiriendo la misma cantidad de energía de siempre. Otra cosa a tener en cuenta es que las calorías se acaban reduciendo a costa de usar sucedáneos que no tienen nutrientes.
Existen casos curiosos, como los de algunos chocolates, que reducen sus azúcares para presentarse como light pero aumentan sus grasas, con lo que las calorías en realidad aumentan. Algunas mermeladas también se presentan como light por tener fructosa en lugar de azúcar, pero ambas aportan el mismo número de calorías.
Imagen: Culturewav